La guitarra de 10 cuerdas

La guitarra de diez cuerdas, es un laboratorio de sonidos y colores refractados por las extrañas cualidades acústicas del instrumento.

 

Tiene sus diez cuerdas montadas sobre el diapasón, lo cual permite que el  sonido se acreciente notablemente debido a los equísonos y simpatía que generan las cuatro cuerdas agregadas.

 

Brinda la posibilidad de ejecutar obras  que fueron escritas originalmente para laúd o vihuela, sin  tener que transportar  las importantes notas graves y también se pueden interpretar las obras escritas  para guitarra de seis cuerdas.

 

El ancho del diapasón de la guitarra de diez cuerdas,  hace que los dedos se acerquen más al mango,  achicando el arco de la mano izquierda y facilitando la velocidad y los ligados.

 

En cuanto al campo de la música contemporánea, ofrece enormes posibilidades ya que cuenta con una  mayor gama de sonidos y de recursos técnicos.

 

No hay ninguna regla en cuanto a comenzar desde el principio con este instrumento o esperar años antes de adoptarlo, porque cuando comenzar depende de la sensibilidad de cada uno.

 

 

  

                               < Volver al inicio >